Domingo, 10 de Diciembre de 2017     |     Puebla.
Suscríbete




Notas recientes

Las ‘huachi despensas’

Milenio   /   
 Domingo, Marzo 19, 2017

   

GOLPE BAJO Por: Iván Tirzo 

Cada cierto día de la semana, camionetas son estacionadas en las localidades donde hacen filas personas de la tercera edad, madres solteras, niños. No hay limitaciones, todos los habitantes pueden formarse.

Los pobladores no tienen que registrarse en ningún padrón, no tienen que presentar la credencial del INE, ni el comprobante domiciliario.

Con sus bolsas de mano, costales o huacales hacen fila. No tienen que esperar dos, tres, cuatro o cinco horas para recibir el beneficio. Tampoco tienen que quedarse a dormir desde una noche antes.

No tienen que trasladarse por horas a otros municipios, ni al centro del estado. Los apoyos llegan de manera directa a sus pueblos.

Son bolsas bien abastecidas con frijol, arroz, leche, atún, papel higiénico, servilletas, aceite, azúcar, sal y productos de primera necesidad que hombres ‘caritativos’ distribuyen.

Para sorpresa de muchos, en algunas ocasiones las despensas llevan unos billetitos de color morado y verde.

Los habitantes quedan más que contentos. No es para menos, los apoyos son muy puntuales, al menos una vez al mes, pero las camionetas han llegado hasta en dos o tres ocasiones durante ese periodo.

La cobertura cada vez es mayor, estos apoyos son muy puntuales en municipios del Triángulo Rojo.

No es necesario hacer firmar a los pobladores para pedirles algo a cambio, como sí lo hacen los gobiernos que canjean tinacos, despensas o pantallas para apoyar a sus candidatos.

Los pobladores expresan su lealtad a quienes llegan a sus localidades a distribuir la caridad y lo hacen de corazón, tampoco tienen que ser amenazados.

Sí. Son las bandas de “huachicoleros” las que reparten las despensas. Las mismas que generan empleos bien pagados a los niños para que trabajen como “halconcitos”, con sueldos mensuales de 12 mil a 15 mil pesos mensuales y, en unos casos, hasta mil pesos diarios –según información difundida por el gobernador Tony Gali-.

¿Qué logran con esto los chupaductos independientes, o adheridos a algún cártel del narcotráfico?

Tener a las poblaciones de su lado. Porque estas bandas comparten las ganancias de la venta de gasolina robada.

Por cierto, cuando las despensas son distribuidas, hay “huachicoleros” que hacen el comentario que “el petróleo es de los mexicanos” y que no es ningún delito sacar la gasolina del tubo (ducto),  “es más delito dejar el petróleo en manos de extranjeros”.

En Atzitzintla, hay preocupación de los habitantes porque en este mes no lleguen las despensas, tras el operativo “Encrucijada” que se llevó a cabo durante los días 10 y 11 de marzo.

Los pobladores prefieren estos apoyos y no los de los gobiernos estatal y federal, los cuales son más raquíticos, con productos de muy baja calidad.

Habitantes de aquel municipio comentan que están sosteniendo reuniones para organizarse y devolver el favor a los “huachicoleros”.

Ya lo hacían avisando cuando policías federales y militares se acercaban al municipio o enfrentando a los elementos policiacos para no entrar a los pueblos.

Pero el operativo “Encrucijada” fue enorme y nada pudieron hacer; ya preparan acciones para defender a los “huachicoleros”.

Esto no es nuevo. Esto ya ha sucedido en estados con fuerte presencia del narcotráfico, como Sinaloa, donde los cárteles distribuyen apoyos a los habitantes, construyen canchas de futbol y pavimentan calles.

Esa película ahora se reproduce en Puebla, con una mayor conexión entre bandas de “huachicoleros” y comunidades, hoy más que nunca, tras el arribo de más policías militares y fuerzas armadas en apoyo a la Policía Estatal.

Sin duda es muy delicado el tema del combate a los “huachicoleros”, porque los pobladores están organizándose para que en los accesos haya niños, mujeres y personas de la tercera edad, con el objetivo de que las corporaciones de seguridad nada puedan hacer atrapando delincuentes.

Las fuerzas estatales y federales deberán detenerse, para no violar los derechos humanos de mujeres y niños. Vaya reto que tiene hoy el gobierno de Puebla, tras una herencia maldita de quien administró el estado en el periodo 2011-2017

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo